Cultura general

Hoy en día disponemos de múltiples fuentes de información: páginas web, televisión, periódicos, correo electrónico, blogs, redes sociales, etc.

Tenemos muchos datos a nuestro alcance pero, ¿realmente estamos informados?

A mí personalmente me parece que no. El hecho de que continuamente nos bombardeen con noticias, novedades, promociones, anuncios, estadísticas, y otro tipo de valoraciones, me causa estrés, y en general nos está obligando a desarrollar una capacidad, cada vez más perfecta, de saber qué información es útil y cuál es muy probable que nunca nos vuelva a hacer falta.

Yo soy un lector compulsivo de todo lo que cae en mis manos, desde los típicos periódicos, libros, revistas… a folletos de información, anuncios en marquesinas, panfletos de publicidad, e incluso los papelitos del doctor Mubutu que con magia negra te arreglarán la vida.

Leo todo tipo de temáticas, desde temas tecnológicos a revistas de historia o negocios, suplementos de economía, blogs de actualidad y cotilleos, veo programas de televisión culturales y estrafalarios, chistes, etc. No soy escrupuloso en cuanto a cultura se refiere, creo que casi todo merece la oportunidad de emplear treinta segundos de mi tiempo para comprobar si realmente merece la pena.

Emplear más tiempo en un tema considero que tiene que estar realmente justificado ya que, en la vida que todos tenemos hoy en día, lo que menos nos sobra (después de los euros) es el tiempo. 

Creo que hago lo adecuado, devorando toda la información que puedo, pero la mayor parte de ella apenas deja poso en mi memoria puesto que realmente es absurda o innecesaria. No merece la pena preocuparse por cosas cuya probabilidad de ocurrencia o repetición es ínfima.

Sin embargo, sí considero que es una buena política a seguir de cara a incrementar la cultura personal. Restringirse a un tema es restringir la capacidad para mejorar.

Y esto, ¿cómo se puede aplicar a la gestión? Su relación es obvia. Cuando nos dedicamos a gestionar proyectos, vivimos situaciones de todo tipo, imprevistos a los que debemos dar respuesta, y es importante demostrar nuestra capacidad continuamente. Además, la temática de los proyectos puede ser muy variada. En los años que tengo de experiencia he tenido que gestionar proyectos de logística, de administración pública, de turismo, de tributos, etc.

Una buena cultura general es crucial para desarrollar nuestra labor de manera adecuada y saber afrontar los retos que, diariamente, se nos presentan.

Esta entrada fue publicada en General, calidad, soluciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>