Los abusos del cliente

En uno de los blogs a los que estoy suscrito vi que se hacía referencia a un vídeo bastante gracioso y que todavía lo sería más si no me hubiera sentido identificado en todas las situaciones.

En el mundo de la tecnología hay clientes buenos, regulares, malos, y terribles. No se diferencia mucho de otros negocios. Sin embargo, en nuestro ámbito se unen dos agravantes: la ignorancia que existe acerca de la informática y, por otro, lo intangible del resultado de un proyecto.

El primero de los factores, el de la ignorancia, creo que está cambiando paulatinamente, ya que en los puestos directivos de los departamentos de informática se están situando técnicos con cierta experiencia que entienden la problemática de las empresas de servicios de tecnología. Sin embargo, estas personas se encuentran, por lo general, bajo la presión de otros directivos que ni entienden ni quieren comprender la complejidad que supone realizar un cambio de requisitos, o acortar plazos, o cualquier otra circunstancia que afecte a la planificación inicial de un proyecto.

En estos casos, la presión y las exigencias se trasladan de manera directa al proveedor. Hay un interesante artículo al respecto que he leido en el blog de PresiónBlogosférica

Por otra parte, el hecho de que, salvo la parte de hardware, los proyectos informáticos sean algo intangibles, es un handicap para nuestra profesión. Hasta hace unos meses participé en un proyecto de más de siete millones de euros de presupuesto, el cual, una vez realizado, podría presentarse en un lápiz de memoria convencional. Casi cien personas involucradas, cuatro localizaciones de los equipos de desarrollo, años de trabajo, para verlos resumido en una simple memoria usb.

El hecho de que los clientes no puedan tocar el software, ni ver grandes máquinas de construcción, ni decenas de operarios, le crea la impresión de que no cuesta nada hacer las cosas. Si se trata de hacer una carretera, la gente entiende que el asfalto, las excavadoras, los operarios, las señales, cuestan dinero y que el proceso de construcción es complejo.

Estos condicionantes debemos asumirlos como propios de nuestra actividad, y es necesario que los aceptemos como inevitables. Sin embargo, es preciso que nosotros mismos seamos capaces de “educar” al cliente, haciéndole ver que el desarrollo de software es una actividad compleja que requiere las mismas consideraciones que cualquier otra rama de la ingeniería. No es un trabajo sencillo, y hay que tener en cuenta que nuestra profesión es relativamente joven, por lo que todavía nos queda tiempo para lograrlo.

Esta entrada fue publicada en General, problemas, soluciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los abusos del cliente

  1. jgomezacin dice:

    El video es buenisimo !!!
    El proyecto ese de siste millones debía ser muy complejo.¿No?

  2. Sergio Pérez dice:

    En realidad no era muy complejo.
    Todo era cuestión de sumas, restas, aplicación de porcentajes y envío de datos a través de ficheros de texto.
    El resto… adornos para justificar el presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>