marketing 2.0

¿Suena bien el título?

Lo cierto es que este artículo habla de marketing 2.0 pero no en los términos que habitualmente estamos acostumbrados. No voy a explicar cómo vender mejor las zapatillas de la tienda on-line que has montado, ni cómo utilizar de forma astuta las redes sociales para realizar publicidad de un producto.

Hoy en día cada vez tenemos más competencia en el ámbito profesional, y hay mucha gente con una experiencia parecida, una formación similar y, a simple vista, poco se diferencian. Se ha globalizado todo: la economía, el turismo, la cultura, la gastronomía, y, por supuesto, el trabajo.

No es extraño encontrar a gente de varias nacionalidades mezclada en las empresas, especialmente si son multinacionales. La movilidad es cada vez más común y ahora, a la hora de buscar un trabajo o una recomendación o simplemente vías de reconocimiento, hay que competir con gente de nuestro país y con los que están fuera, tanto a nivel personal, como empresarial.

¿Qué podemos hacer, entonces, para lograr destacar frente al resto?

Está claro que soluciones como formación, mejorar la presencia física, el don de gentes o cualidades similares ayudan. Sin embargo, hay que aplicar algo más de imaginación y, sobre todo, hacer uso de todos los medios que tenemos a nuestro alcance, puesto que el esfuerzo es importante y no es cuestión de cuatro días.

Hoy en día, y creo que cada vez será más importante, hay un factor que nos ayudará a distinguirnos del resto: la reputación. También podemos llamarla Reputación 2.0 o lo que a mí me parece más acertado, el Marketing Personal 2.0 (¿a que queda bien?)

¿Qué es esto exactamente?

Se trata de lograr ser reconocido como un buen profesional, y yo creo que debe lograrse en dos ámbitos diferentes: en el propio trabajo, y en nuestro círculo profesional, sea cual sea el alcance de éste.

En el trabajo es muy importante ser bueno (excelencia es la palabra de moda). Hay que tomarse todas las tareas con la importancia que merecen e intentar lograr siempre los mejores resultados y el éxito.

Por otra parte, cuando hablo de nuestro círculo profesional me refiero a compañeros, clientes, proveedores, socios, etc. Sin embargo, este ámbito es necesario extenderlo todo lo posible. ¿Cómo?

Yo pertenezco a una red social, llamada LinkedIn, la cual tiene unas posibilidades enormes en cuanto a promoción personal se refiere. Sin embargo, no basta con apuntarse y ya está. Yo estoy suscrito a diversos grupos, participo en discusiones, procuro tener una red amplia pero controlada de contactos. Todo este proceso es largo y exige tiempo, pero su utilidad es doble: poner en marcha el marketing personal 2.0 y, sobre todo, mejorar profesionalmente ya que participando en discusiones y grupos de trabajo realizo formación continua complementaria a la que, por los cauces tradicionales, se puede obtener.

Os animo a hacer uso de este tipo de recursos, ya que son realmente eficaces para mejorar en el ámbito profesional y, de paso, poner en práctica de manera gratuita las técnicas de marketing personal.

Esta entrada fue publicada en General, formación, recursos humanos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>