Zidanes y pavones

La expresión de “Zidanes y pavones” se convirtió en la referencia de una utópica política deportiva que tenía como fundamento combinar gente de la cantera y estrellas del fútbol.

El tiempo ha llegado a demostrar que ese planteamiento no es que no tuviera éxito, sino que realmente nunca llegó a ponerse en marcha. Ignoro qué razones llevaron al Real Madrid a renunciar a implantar este modo de gestión. Personalmente opino que era un planteamiento excelente ya que podría haber dado éxitos y estabilidad, factores que a la postre no se dieron.

En el mundo empresarial, este planteamiento de combinar estrellas y gente que ha sido formada en la propia empresa también es aplicable.

La política de zidanes y pavones se aplica, de forma general, en la mayor parte de empresas con un número relevante de empleados, aunque a veces se realiza de forma incosciente. De hecho, incluso dentro de un grupo de desarrollo para un proyecto concreto, se aplica este tipo de estructura, ya que garantiza estabilidad, motivación y desempeño.

El grupo de zidanes estaría formado por  una serie de técnicos, analistas, jefes de proyecto destacados, que aporten el plus de calidad que todos los equipos necesitan, un ejemplo para el resto, y una referencia a la hora de pedir ayuda o consejo.

Este núcleo fundamental deberia ser mantenido (no a toda costa salvo casos muy excepcionales) y mimado en la media de lo posible, ya que son el verdadero motor de la empresa.

Por otra parte, el resto de los integrantes de la empresa tomarían el papel de pavones, de manera que sean formados íntegramente en la empresa, asumiendo la filosofía y la forma de trabajar, y evolucionando profesionalmente alineados con la propia compañía.

Este grupo de pavones deben tomar como ejemplo al núcleo técnico, y deberían aspirar a formar parte de él, siempre basándonse en un sistema de meritocracia. La empresa debe utilizar positivamente esta ventaja de manera que suponga una medida de motivación para todo el equipo.

Entonces, ¿cómo motivar a los zidanes? Aunque este tema dará para un futuro artículo, sí existen múltiples maneras, más allá del típico aspecto económico: formación, gadgets, portátil, coaching, certificaciones, etc. Todos deseamos algo, es fundamental conocer qué queremos e intentar proporcionalo.

En vuestra empresa, ¿existe un grupo de zidanes? ¿consideráis que están bien motivados? ¿los pavones son conscientes de que pueden evolucionar de manera positiva?

Esta entrada fue publicada en recursos humanos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Zidanes y pavones

  1. jgomezacin dice:

    Cierto que funciona. Creo que los Zidanes se mueven por una suma de variables: economica, y otras algo más altruistas. ¿Cuales?

    - El reto que te puede plantear ese proyecto

    - Y sobretodo, el tener la posibilidad de “crear realidad” a partir de una idea, de un proyecto y de un grupo de profesionales

    - El reconocimiento: “Todo el mundo quiere su estrellita” Mi hija quiere que le de una estrellita si lo hace bien: las personas mayores somos en fondo niños mayores pero con deseo primario muy parecidos.

  2. Sergio Pérez dice:

    En los proyectos generalmente se mezcla gente muy ambiciosa, con ganas no sólo de tener una estrellita sino de lograr una constelación, con otros más conformados que esperan únicamente que su estrellita no se apague.

    ¡Es tan difícil saber qué es un reto para una persona!
    Puede ser pasar un día más sin que le despidan, puede ser que le asciendan, puede ser aprender una nueva tecnología, etc

    En mi opinión, lo más complicado de un proyecto no es hacer virguerías técnicas, sino gestionar a la gente que debe hacerlas ya que cada uno de nosotros tenemos una mentalidad y unos deseos diferentes, por lo que resulta tremendamente complicado hacer a todos felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>